Orden de incautación se sustenta en el posible ocultamiento de evidencias por parte del gremio empresarial y que comprendería aportes a las campañas electorales de los fujimoristas en los años 2011 y 2016.

Los empresarios y ejecutivos que despertaron ayer en Paracas, ciudad iqueña que albergó la CADE 2019, quedaron impactados con lo que sucedía en Lima esa mañana: el fiscal José Domingo Pérez estaba allanando las oficinas de la Confiep, el más importante gremio empresarial del país, mientras se daba cuenta, en la primera jornada del evento empresarial, de los resultados de la encuesta de Ipsos realizada entre los participantes y que respaldaba en su mayoría (66%) la labor del equipo Lava Jato (ver infografía).

Pérez y un equipo de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad (Diviac) de la Policía llegaron a la sede en San Isidro a las 8:40 a.m. para incautar documentos, vouchers y comprobantes de aportes que pudieron haberse registrado en favor de la campaña presidencial de Keiko Fujimori en 2011 y 2016.

ir a la pagina de peru21.pe

Optimized with PageSpeed Ninja